La concentración, tu aliada contra las emociones negativas

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram

En los últimos 50 años la esperanza de vida ha crecido vertiginosamente. Este dato es curioso, pues aun teniendo mas cantidad de tiempo, estamos atrapados en un ritmo de vida que nos devora.

El tiempo ha dejado de ser nuestro aliado para convertirse en nuestro mayor enemigo frente al control de nuestras emociones. Es aquí donde la ansiedad juega un papel muy importante

En el concepto de ansiedad podemos distinguir dos variantes, la sensación de ansiedad y el trastorno de ansiedad. La sensación de ansiedad se puede definir como una respuesta defensiva de nuestro cuerpo que se anticipa a situaciones que se perciben como peligrosas. Estas sensaciones pueden ser tanto externas, como percibir una situación de peligro, o internas, como pensamientos, creencias, etc.  Por otra parte tenemos el trastorno de ansiedad. Este trastorno se caracteriza por una sensación que se mantiene en el tiempo, de miedo o ansiedad y que se caracteriza por la presencia constante de preocupación o tensión, dificultad para respirar o problemas de sueño. El trastorno de ansiedad es un exceso de preocupación por eventos futuros por los que no tenemos ningún control, pues son eventos que aun no han sucedido.

¿Qué papel juega el tiempo?

En este juego de pasado y futuro, el presente es la realidad donde debemos movernos. La atención que prestamos a las situaciones del día a día es un factor crucial.

Hay dos dichos que representan muy bien esta clave. El primero se le atribuye a Benjamin Franklin y sería aproximadamente: “Una olla observada nunca rompe a hervir”. El segundo dicho expresa que “el tiempo pasa volando cuando lo estás pasando bien”. ¿Por que es esto importante? porque las situaciones en las que tenemos la sensación de que el tiempo se alarga o se acorta suelen ir de la mano de un componente emocional. Es decir, la percepción que tenemos del tiempo en un momento determinado y las emociones están estrechamente relacionadas. Por ejemplo cuando tenemos la sensación de que el tiempo se nos echa encima y no podemos terminar eso tan importante que teníamos que hacer, llegar a tiempo a un sitio o acabar esa lista interminable de cosas… solemos experimentar emociones negativas como la ansiedad y el estrés.

La concentración es tu aliada

Cuando esa sensación de no poder con todo, de que el tiempo se te echa encima, de que no eres capaz, se repite a lo largo del tiempo, se crea un circulo de conductas negativas en el que vamos poco a poco perdiendo nuestro autoestima.

Abrazar esos pensamientos destructivos y dejarnos llevar por las emociones negativas que desencadenan nos acercan a un estado emocional  que nos limita. Tomar conciencia de esos pensamientos, desecharlos y trabajar concentrados en la tarea que nos toca en el momento que nos toca nos ayuda a sentirnos realizados, a aumentar nuestra autoestima y a impulsar nuestros objetivos.

Está en tu mano decidir donde pones el foco de tus pensamientos. Si te focalizas en situaciones futuras o en resultados y eventos que aun no han sucedido, surgirán emociones negativas fruto de la ansiedad, la frustración y el estrés. Sin embargo, si pones el foco en el presente, en la tarea o en el siguiente paso a dar, surgirán emociones positivas fruto de tu autorrealización, de estar cumpliendo los objetivos marcados y desembocando finalmente en un aumento de autoestima. Poner el foco en la tarea correcta no solo te ayudará a sentirme mejor sino que te ayudará a conseguir resultados positivos.

 

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies