Mi hijo no me cuenta nada…

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram

“Mi hijo no me cuenta nada. Le pregunto por su día y solo recibo respuestas cerradas.”

Los padres me comentan este problema casi a diario. No consiguen encontrar ese lazo de comunicación basada en la confianza con sus hijos. Quieren ser un apoyo pero solo se quedan en la figura distanciada de padre. Es en la adolescencia y pre-adolescencia cuando comienza a surgir este tipo de problemática con mas fuerza y es en este momento que debe surgir la solución. Sino trabajamos la comunicación con nuestros hijos desde el primer momento sera irremediable que esta se agrave con el cursar de los años.  Si es importante el diálogo en las relaciones interpersonales, lo es aún más la comunicación en la familia.

Pautas para mejorar la comunicación con los hijos

La respuesta que le doy a esos padres es casi siempre la misma. Deben crear un entorno comunicativo basado en la empatía, la escucha activa y la complicidad. La figura del padre debe de convertirse en alguien a quién respetar y acudir en busca de consejo por méritos propios.

No dejes que la conversación se convierta en un sinfín de preguntas

En una conversación ideal, es tu hijo quien debe de llevar el peso de la conversación y ser él el que te haga la mayoría de las preguntas. De esta forma te conviertes en alguien que le escucha, le comprende y en alguien a quien acudir en caso de tener dudas. Deja que vuestra conversación se convierta en algo fluido en el que ambos compartís un pedacito de vuestra vida. Interésate por lo que te está contando pero resiste la tentación de interrumpirlo. Si le escuchas y te interesas por su mundo, el querrá conocer mas del tuyo.

Crea una relación de respeto mutuo

Conseguir que sea a tí a quién acuda para resolver sus dudas es un gran paso, grandísimo. Estás consiguiendo que te respete y confíe en tí. No te quedes solo ahí. Hay muchas cosas que tu hijo puede enseñarte a tí ¡Te sorprenderías! Confía tu también en él y pídele su opinión o acude a él para resolver tus dudas. Pide su parecer y su opinión también.

Empatiza

Crea un clima emocional que facilite la comunicación. Debe existir una confianza mutua entre ambos para que no haya barreras predispuestas ante algunos temas como la sexualidad, sus primeros amores o el primer contacto con el alcohol o el tabaco. Tu hijo debe sentir que su opinión es tenida en cuenta y debe percibir a sus padres como una figura que le proveerá los mejores consejos. No evadas preguntas incómodas.  Si tu no respondes preguntas incómodas, buscará las respuestas en sitios que quizás no sean los mas correctos.

Sé franco con ellos

Puede que no sepas la respuesta a todas sus preguntas, e incluso que te equivoques con tu reacción ante ciertos temas. La relación con un hijo no es fácil y muchas veces tomamos el camino incorrecto. No tengas miedo a pedir perdón y sobretodo, y lo mas importante, se consecuente con lo que le pides y explicas a tus hijos. Hay una frase del refranero español que me sirve de ayuda en este punto, “Consejos vendo que para mi no tengo”. Que tu hijo no solo escuche los mejores consejos de tí, sino que también logre observarlos.

Crear un clima de comunicación en la familia, no es una tarea  fácil. Hay que ayudar a los hijos con prácticas en el día a día, con consejos educativos, certeros y consecuentes y, sobre todo, con el ejemplo para crear el clima adecuado que facilite esa comunicación.

Si tienes dificultades para crear ese lazo con tus hijos, contacta con nosotros y te ayudaremos a crear el mejor clima para favorecer la comunicación.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies